miércoles, 8 de abril de 2015

Fervor museístico en Bilbao en Semana Santa

  •  
  •  
Turistas en las inmediaciones del Museo Guggenheim de Bilbao
Turistas en las inmediaciones del Museo Guggenheim de Bilbao en una imagen de archivo. (David de Haro)

BILBAO 
-El Guggenheim Bilbao sigue manteniendo su tirón turístico 17 años después de que abriera sus puertas. El Museo ha recibido del jueves 2 al lunes 6 de abril unas 28.000 visitas, de las que el 55% procedían de fuera del estado, prácticamente la misma cifra registrada que en la Semana Santa del año pasado en la que pasaron por el edificio de Gehry 28.138 personas. Los días de mayor afluencia de público han sido el viernes y el sábado y se han producido colas a la entrada del museo, aunque el tiempo de espera no ha superado los veinte minutos, según han informado fuentes del Guggenheim.
Un balance que desde el museo se calificaba como “muy positivo, teniendo en cuenta que durante la Semana Santa de 2014 confluyeron en el Guggenheim dos exposiciones de un gran tirón mediático, como fueron las dedicadas al artista brasileño Ernesto Neto y a Yoko Ono”.
En esta ocasión, el público ha tenido la posibilidad disfrutar también de una variada oferta expositiva y visitar ahora las muestras Niki de Saint Phalle El arte de nuestro tiempo: obras maestras de las colecciones Guggenheim, además de la instalación de la obra de Kimsooja. Las rutas del hilo.
Precisamente, la retrospectiva dedicada a la artista franco-americana Niki de Saint Phalle ha podido ser una de las razones por la que haya habido más público procedente de Francia, apuntan desde el Guggenheim. Así, el 21% de los visitantes extranjeros fueron franceses, frente al 16% del año pasado.
La retrospectiva de esta creadora, enmarcada en el Nuevo Realismo e internacionalmente célebre por obras como Las NanasLas Pinturas disparo y las obras de arte público emblemáticas como El Jardín del Tarot en la Toscana, tomó el Grand Palais de París el año pasado. “Sin embargo, para muchos franceses les puede resultar más cómodo acercarse al Guggenheim Bilbao”, explican desde el museo.
El público local ha descendido ligeramente con respecto al mismo periodo del año pasado, situándose en el 8% frente al 11% en esta época de 2014. Concretamente, un 6% de las visitas han procedido de Bizkaia, un 1% de Gipuzkoa y un 1% de Araba. En el Guggenheim aducen como posibles causas del descenso el buen tiempo y que habitualmente el público vasco elige otras fechas del año para visitar el museo.
El edificio diseñado por Frank Gehry superó el año pasado las previsiones establecidas y rebasó por sexta vez el millón de visitas. Desafiando la crisis y los recortes, el Guggenheim cerró el año 2014 con 1.011.363 personas, lo que supuso un incremento del 8,6% con respecto a 2013 y se concretó en 80.348 visitantes más.
El total de gasto directo como consecuencia de la actividad del Museo en la Comunidad Autónoma Vasca fue en 2014 de 336,8 millones de euros, con una aportación al PIB de 297 millones. Además, estas cifras generaron unos ingresos adicionales para las haciendas públicas vascas de 45,7 millones de euros.
Desde el museo destacan también que su actividad “ha contribuido al mantenimiento de 6.375 empleos”.
BELLAS ARTES Los datos del Bellas Artes de Bilbao han sido también espectaculares durante esta Semana Santa registrándose 6.173 visitantes desde el lunes día 30 de marzo hasta el lunes 6 de abril. Una cifra que supone casi el doble que durante el mismo período de 2014, cuando 3.178 personas se acercaron a la pinacoteca vasca.
En la pinacoteca vasca se mostraban ayer muy satisfechos por los datos obtenidos, “que convierte estas vacaciones en la de mayor afluencia en el museo desde 2007”. Este es el primer año que el Bellas Artes de Bilbao abre al público durante el Lunes de Pascua.
A la exitosa Semana Santa a nivel turístico, se une también el tirón que parece tener la programación artística que ofrece en la actualidad el museo. Desde el pasado mes de febrero y hasta el próximo 18 de mayo, se pueden ver 146 obras de la exposición Equipo Crónica, que la convierten en la mayor muestra antológica de este equipo, constituido en 1964 por los valencianos Rafael Solbes (1940-1981), Manuel Valdés (1942) y Joan Antoni Toledo (1940-1995) que estuvo activo hasta 1981 con “una amplia proyección en el arte español y una presencia significativa en los ambientes artísticos de Francia, Italia y Alemania”.
Además, se puede visitar la exposición Los años 50. La Moda en Francia, que acoge 110 modelos, 80 complementos y 80 documentos de los principales diseñadores de “la edad de oro” de la alta costura francesa. Patrocinada por la Diputación, reúne algunas de las piezas más exquisitas de grandes divos de la moda como Balmain, Christian Dior, Yves Saint Laurent, Lanvin, Givenchy, Schiaparelli, Balenciaga y Pierre Cardin, entre otros.
El público también ha podido visitar, dentro del programa La Obra invitada, un trabajo de la escultora donostiarra Cristina Iglesias, una de las más reconocidas artistas del panorama internacional.
Los visitantes también han podido disfrutar de la colección permanente del Bellas Artes de Bilbao, que abarca obras del siglo XIII hasta nuestros días, con piezas destacadas de Martín de Vos, El Greco, Ribera, Zurbarán, Murillo, Gentileschi, Lucas Cranach, Goya, Sorolla, Mary Cassatt, Gauguin, Zuloaga, Bacon, Chillida, Tàpies y Barceló
.