sábado, 3 de diciembre de 2016

Guns N’ Roses ‘incendiará’ San Mamés el 30 de mayo





El sueño que miles de aficionados vascos al hard rock de Guns N’ Roses alimentaban desde hace dos décadas, ver reunida de nuevo a la formación original de la mítica banda y que regresara a Euskadi, se hará realidad el 30 de mayo de 2017, cuando el quinteto, comandado por los ya reconciliados Slash y Axl Rose, salten al escenario de San Mamés, en el que será el primer concierto del nuevo estadio. Las entradas del recital, posible gracias al patrocinio de la Diputación Foral de Bizkaia, costarán entre 60 y 160 euros, según ha podido saber DEIA. 
¡La máquina está de vuelta! Así nos recibe la página web oficial del grupo, haciendo referencia al regreso del quinteto con su formación original casi al completo, activado este año para la gira Not in this lifetime. El nombre del tour mundial (No en esta vida) hace referencia a la respuesta que su vocalista, Axl Rose, ofreció a un periodista en 2012 al ser cuestionado sobre una posible reunificación del grupo original. 
El tour empezó oficialmente el pasado 8 de abril en Las Vegas aunque le precedió un concierto sorpresa en el conocido Troubadour de Los Ángeles. Tras girar por Estados Unidos, ha pasado por Latinoamérica y llegará a Asia y Oceanía en 2017. Aunque en su web solo existen fechas confirmadas hasta el día 3 de marzo de 2017, en Dubai, los fans esperaban que los conciertos prosiguieran en Europa en primavera y verano. Fuentes de la Diputación confirmaron ayer a DEIA que el grupo actuará en el nuevo San Mamés el próximo 30 de mayo. 
El precio de las entradas, que todavía no están a la venta de manera oficial, oscilará entre los 60 y los 160 euros, según fuentes forales. El recital es posible gracias al patrocinio de la institución foral vizcaina, que forma parte de la sociedad San Mames Barria y que hará uso del derecho de sus socios a la utilización del estadio para usos públicos “dos veces al año”. En este caso, será “el primer gran concierto” que albergará el nuevo terreno de juego del Athletic. 
El cierre del concierto en Bilbao “no ha sido cosa de unos días ni semanas”, según fuentes forales, que destacan que debían confluir varios factores para firmar la visita, como que “las fechas coincidieran con la finalización de los partidos y de la Liga Santander”. El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, ya anunció el pasado mes de septiembre, durante el pleno de Política General, que la institución foral trabajaba para contratar un concierto de primera línea mundial en Bizkaia en 2017. 
La gira, en la que la banda original volvió a agruparse tras casi veinte años, desde los conciertos ofrecidos para la promoción del disco Use your illusion, en 1993, está marcada por la reconciliación de Axl Rose (este año ha liderado a AC/DC por enfermedad de Brian Johnson) con el guitarrista Slash y el bajista Duff McKagan. El otro guitarrista, Izzy Strazlin, ha acompañado a Rose en la última etapa del grupo, bajo el liderazgo único del excéntrico vocalista, aunque no forma parte de la gira actual, al parecer porque defendió que el dinero se repartiera a partes iguales. El batería original, Steven Adler, sí se ha unido en conciertos puntuales de la gira. 
La visita de Guns N’ Roses a Bilbao, la segunda tras el pase del grupo mercenario que lideró Rose en el primer BBK Live, en 2006, permitirá a sus miles de seguidores volver a escuchar los clásicos de la banda, liderados por Sweet child o’ mineNovember rainCivil war o Paradise city, además de sus conocidas versiones de Knockin’ on heaven’ door y Live and let die
EN EL VIEJO ESTADIO Guns N’ Roses, que ha vendido más de cien millones de discos, será el primer grupo que actuará en el nuevo San Mamés. La vieja Catedral ya acogió conciertos multitudinarios protagonizados por figuras internacionales diversas. Del divo italiano Lucciano Pavarotti, que tocó con ocasión del primer centenario del Athletic, en 1998, a rockeros de la talla de Bruce Springsteen, pasando por The Rolling Stones, con The Pretenders como teloneros, y AC/DC.