martes, 2 de septiembre de 2014

El Guggenheim Bilbao recibe 280.000 visitas este verano

Ha finalizado agosto y es época de hacer balance de visitantes en el Guggenheim Bilbao. Las cifras conseguidas demuestran que el museo de la capital vizcaina sigue teniendo un gran actractivo tanto para el público local como para el internacional. Según informaron fuentes del Guggenheim, 280.087 personas han visitado el edificio de titanio de Gehry, lo que supone un 5% de incremento con respecto al mismo periodo de 2013.
Julio fue un mes excepcional, con 122.437 visitas y una subida importante del público internacional, que supuso un 73% durante las dos primeras semanas y un 77% en las dos últimas. De esta manera, se convirtió en el segundo mejor julio de la historia de esta institución, solo superado en 2012, cuando recibió 127.774 personas, gracias al tirón de David Hockney. Los datos de incremento de turistas en el museo bilbaino confirman también la tendencia de crecimiento del sector turístico vasco, apreciada desde junio.
Con respecto al origen de los visitantes, destaca el alto porcentaje de turistas franceses que se han acercado al museo, especialmente para ver la retrospectiva dedicada al artista francés Georges Braque, considerado uno de los creadores del cubismo. Les siguen los británicos, con un 9% del total; alemanes, con el 7%, y holandeses, otro 7%. El 25% de los visitantes registrados en julio procen del País Vasco, de Catalunya o de Madrid.
AGOSTO El museo registró 157.650 visitantes en agosto, frente a los 151.501 de 2013. Los turistas extranjeros descendieron ligeramente (69%) con respecto a julio, incrementándose el público vasco y del Estado español (31%). Fundamentalmente, en agosto se ha apreciado un ligero descenso de británicos, que constituyen el 6% de las visitas, y de holandeses, un 5%.
Los datos obtenidos durante el verano han sido valorados de forma muy positiva desde el museo. “Hemos tenido un julio realmente excepcional, el segundo mejor de la historia del Guggenheim. Y un agosto muy bueno, que ha superado al del año pasado”, explican.
Las previsiones para 2014 se presentan mejor que en 2013, según parece desprenderse de los datos facilitados por el Guggenheim. En estos ocho meses, el museo ha recibido 698.327 visitantes, frente a los 649.229 que acudieron durante este mismo periodo en 2013. Lo que hace pensar a los responsables del Guggenheim que se puede superar los 931.015 visitantes de 2013, dato que cumplía con las previsiones para el pasado ejercicio, dada la desfavorable coyuntura económica. El museo ronda desde su apertura, en 1997, el millón de visitantes anuales.
ÉXITO El Guggenheim Bilbao ha apostado este año por una temporada expositiva potente para conseguir que siga siendo puntero, como tractor no solo cultural sino también económico. Así, se ha programado una retrospectiva dedicada a Yoko Ono, que incluye casi doscientos objetos, películas, documentación de performances, instalaciones, dibujos y fotografías de la mediática viuda de John Lennon, considerada como una de las pioneras del arte conceptual.
Además, el Guggenheim Bilbao buscaba otra exposición de relevancia para el verano, la época fuerte del museo, y la encontró en una retrospectiva sobre el creador francés Georges Braque, inaugurada en el otoño de 2013 en el Grand Palais de París con motivo del quincuagésimo aniversario de la muerte del artista, y que se puede ver en Bilbao hasta el 21 de este mes.
Un verano artísticamente interesante, que ha sido posible gracias a que ha contado este ejercicio con una aportación extra de la Diputación Foral de Bizkaia de dos millones de euros, que irán destinados íntegramente a las exposiciones.
La programación artística también se potenciará durante este otoño. De esta manera, al igual que cuando el museo abrió sus puertas en 1997, se ha apostado por una gran exposición de la Colección Permanente, que ocupará todas las salas con obras maestras de todos los museos de la red Guggenheim. Coincidiendo con los 20 años del inicio de la colaboración entre la Fundación Solomon R. Guggenheim de Nueva York y Bilbao, que dio como resultado la apertura del museo, y el fin del primer periodo de gestión entre ambos socios, que deberá renovarse a finales de diciembre, el Guggenheim Bilbao ofrecerá este otoño una gran exposición, en la que se mostrarán algunas de las obras maestras de los fondos de los museos Guggenheim.
El arte de nuestro tiempo, que se inaugurará a partir del 23 de septiembre, acogerá 150 piezas entre pinturas, esculturas e instalaciones, y ocupará todo el edificio. Los artistas vascos Eduardo Chillida y Jorge Oteiza tendrán salas monográficas y contarán con cinco obras cada uno. Además, habrá otra sala dedicada al creador estadounidense Sol LeWitt, considerado como el máximo exponente del minimalismo y del arte conceptual, y al pintor francés Christian Boltanski (París, 1844).