domingo, 21 de agosto de 2016

Marijaia desata la fiesta en Bilbao






Miles de personas han jaleado esta tarde a Marijaia, la sonriente muñeca mofletuda que simboliza las fiestas de Bilbao, que con su tradicional salida al balcón del Teatro Arriaga tras el lanzamiento del 'txupín' ha marcado el inicio de nueve jornadas festivas.
Con puntualidad, a las siete de la tarde, y buen tiempo, la Plaza del Arriaga y sus alrededores, completamente abarrotados de personas con ganas de fiesta, han sido un año más el escenario del arranque festivo, precedido por la lectura del pregón, a cargo este año del actor, guionista y director de cine y teatro Patxo Tellería.
Encaramado a la balconada del Arriaga y vestido con el característico y vistoso traje amarillo y bicornio, Tellería ha leído un pregón bilingüe en verso, mezclando el castellano y el euskera, que ha sido traducido simultáneamente al lenguaje de signos.
El pregonero, jaleado desde la Plaza del Arriaga en cada uno de sus versos, ha dado un especial protagonismo a la campaña "No siempre es no", puesta en marcha por el Ayuntamiento, los comerciantes, los hosteleros y las comparsas para evitar las agresiones sexuales.
"Las agresiones sexistas nos hartan; la violencia y la prepotencia nos dan asco. Fuera agresores", ha proclamado Tellería, que también ha llamado a "la convivencia en paz, que es oro", durante las fiestas.
Ante el entusiasmo del multitudinario auditorio, el pregonero de las fiestas de la Aste Nagusia ha hecho una defensa de Bilbao como lugar de acogida. "Quién decía que más gente no cabía. Acojamos refugiados", ha gritado Tellería, quien ha finalizado su pregón con un "gora Marijaia".
Menos éxito ha tenido el llamamiento que hizo el Ayuntamiento para disfrutar en esta ocasión de un "'txupin' limpio".
Así, en las zonas próximas al Arriaga se ha repetido la costumbre de lanzar durante el acto de inicio de las fiestas una mezcla de harina, huevo y líquido, sin que faltara tampoco el ketchup, con la que se han embadurnado numerosos jóvenes.
Una vez finalizado el pregón, Giséle Felli Gorritxo, de la comparsa Komantxe, ha sido la encargada del lanzamiento del 'txupín', e inmediatamente después la aparición de Marijaia en el balcón ha desatado la fiesta, que se ha desplegado por las calles de la capital vizcaína.
Las 28 txosnas instaladas en las calles de la ciudad abren a las ocho de la tarde para proporcionar bebida y comida a las miles de personas que ocupaban la plaza del Arriaga y que, tras el 'txupín', se han desperdigado por la ciudad.
A partir de hoy y hasta el domingo de la próxima semana, más de 300 actividades de todo tipo, para todos los públicos y edades, proporcionarán diversión a bilbaínos y visitantes, con el Arenal como principal escenario festivo.