martes, 19 de julio de 2016

Bilbao, capital de la astronomía





Bilbao, cuyos vecinos gustan de presumir de vivir en la «capital del mundo», es también, desde hoy, la capital de la astronomía: hasta el próximo viernes acoge la XII reunión científica de la Sociedad Española de Astronomía (SEA), un foro bianual que atrae a más de 350 profesionales, tanto españoles como extranjeros. Una afluencia, unida al peso de los ponentes, que da una medida de la importancia de la cita. Bilbao tiende la mirada al firmamento, a las estrellas y más allá.
«Es un lugar de encuentro importante, una semana muy intensa, con más de 200 conferencias», apunta Javier Gorgas, presidente de SEA, en charla telefónica con ABC antes de poner rumbo a Bilbao, donde el edificio Bizkaia Aretoa de la UPV ha sido elegido como sede del cónclave. Los últimos avances y los retos de futuro articularán un abanico de temas que abarcan desde la cosmología y las ondas gravitacionales a la exploración del Sistema Solar, sin olvidar el desarrollo de los observatorios espaciales y terrestres.
Proyectos con una importante participación española. Algunos en marcha, otros previstos para el futuro. Para abrir boca, «el primer día habrá una celebración de los 10 años de la pertenencia de España a la ESO, el Observatorio Europeo Austral», detalla Gorgas. «Contamos con el director general de ESO (Tim de Zeeuw), que dará una conferencia. Será un repaso de los éxitos y logros de la astronomía española usando los telescopios europeos».

Juno, Rosetta, Gaia...

Nombres propios en las ponencias serán el James Webb Space Telescope, sucesor del Hubble; el Square Kilometre Array, el radiotelescopio más sensible jamás construido; la misión Gaia, que en septiembre divulgará sus primeros resultados; el futuro Telescopio Solar Europeo; las observaciones de Rosetta… Y, por supuesto, Juno, la misión de la NASA que recientemente entró en órbita alrededor de Júpiter y es el tema candente. «Tenemos a uno de los investigadores principales, que es Glenn Norton, y nos contará las últimas noticias calientes que está teniendo la misión. No sé si nos podrá dar ya primeros datos científicos de lo que está midiendo porque es todo muy reciente. Tendremos desde luego información de primerísima mano», se felicita el presidente de SEA.
Con Brasil como país invitado, la reunión de la Sociedad Española de Astronomía es también una buena ocasión para medir la salud de esta rama de la ciencia. ¿Aún sueñan los más pequeños con surcar el espacio? «En una encuesta de hace 2 o 3 años se preguntaba a los niños qué querían ser de mayores y todavía muchos decían que querían ser astronautas», comenta Gorgas. 
«A nivel de educación, primaria es donde está la principal dificultad, la ciencia se introduce muy poquito», amplía. «En secundaria había una asignatura optativa de astronomía en algunas comunidades autónomas, pero que creo que casi no la hay. Es una pena. La astronomía es una forma de captar a los chavales para la ciencia en general. Porque es algo que llega».

Ritmo acelerado

¿Y cómo se le explica a un profano que no se haya colonizado todavía la Luna? «Se sigue investigando mucho, pero las misiones tripuladas son muy caras y muy difíciles», replica Gorgas. «La astronomía está avanzando a un ritmo cada vez más acelerado, proporcionando nuevas ventanas, pero también encontrando muchas cosas», defiende. «Se sabe muchísimo más del universo de lo que la gente media de la calle se piensa. Sabemos la edad del universo, la edad de la Tierra, cómo se formó, cómo está evolucionando, cuando va a morir el Sol. Hace 20 años el único sistema solar que conocíamos en el universo era el nuestro. Ahora ya hay más de 3.000 planetas conocidos alrededor de otras estrellas».
Y la gran pregunta: ¿habrá vida en esos planetas? Si la hay, descubrirlo está en manos de expertos como los que esta semana ponen en común sus conocimientos en Bilbao.