viernes, 5 de febrero de 2016

El Consejo Vasco de la Cultura se reúne en Bilbao para analizar proyectos del pasado año y las propuestas para 2016





El Consejo Vasco de la Cultura se reúne en Bilbao para analizar proyectos del pasado año y las propuestas para 2016
Durante la reunión, celebrada en la sede del Archivo Histórico de Euskadi, se han presentado los informes relativos a los proyectos del pasado ejercicio, a áreas como las artes escénicas, los sectores audiovisual y editorial, el arte vasco contemporáneo, la financiación y la fiscalidad o el fomento de los hábitos culturales.
Durante la sesión plenaria se han abordado, asimismo, los temas de trabajo para Kultura Auzolanean 2016, para los que el Consejo Vasco de la Cultura tiene ya establecidos los criterios de "definición y priorización".
Según el Departamento de Cultura, los temas tendrán carácter transversal, serán "comunes a todas las Administraciones que componen en Consejo, de ejecución viable durante el año", e incidirán "en el desarrollo de procesos y en la mejora de la coordinación entre instituciones, más que en la generación de productos".
Por ello, el plan Kultura Auzolanean trabajará este año proyectos "que tienen que ver con la visibilización y participación de la mujer en la cultura, con el patrimonio inmaterial, los espacios de creación y mediación cultural o la creación de bibliografía cultural vasca".
Antes de finalizar la reunión del Consejo, se ha presentado un avance del informe sobre el estado de la cultura elaborado por la UPV-EHU bajo la dirección de Ramón Zallo, titulado "Análisis de la cadena de valor y propuestas de política cultural, CAE 2015".
El Consejo Vasco de la Cultura es un órgano colegiado de participación, cooperación y asesoramiento en el ámbito cultural, cuyo principal objetivo es "adecuar, desarrollar y evaluar el plan Kultura Auzolanean".
El pleno del Consejo Vasco de la Cultura está compuesto por 58 miembros en representación del Parlamento vasco, diversos departamentos del Gobierno vasco, Diputaciones Forales, Ayuntamientos, EUDEL y EiTB, así como por representantes de los sectores y organismos de la cultura.