miércoles, 29 de julio de 2015

Bilbao ¡Descubre y disfruta! - Parte II




Nuestro segundo día de viaje es la jornada perfecta para conocer la zona más tradicional: el Casco Viejo. 
Comenzamos nuestro recorrido en el Paseo del Arenal. Si es domingo, encontraremos a orillas de la ría una bonita sorpresa: un precioso mercado de flores al aire libre lleno de ambiente y donde podremos llevarnos un ramo a nuestro gusto.

Paseo del Arenal de Bilbao
Mercado de flores en el Paseo del Arenal. Bilbao
Desde aquí y por la calle Fueros llegamos a la Plaza de Unamuno, muy animada a cualquier hora e ideal para tomar un café. A nuestra espalda quedan los 213 escalones de las Calzadas de Mallona. Podemos subir parte de ellos para sacar una curiosa fotografía. Si nos animamos a subirlos todos, iremos en dirección a la Basílica de Begoña. Sin embargo, supone al menos media hora de camino y alejarnos de la zona del Casco Viejo, por lo que si nos interesa conocerla, es mejor dejar este plan para después de comer.

Plaza de Unamuno. Bilbao
Plaza de Unamuno, muy animada a cualquier hora e ideal para tomar un café. Bilbao
Calzadas de Mallona. Bilbao
Los 213 escalones de las Calzadas de Mallona de Bilbao
Basílica de Begoña. Bilbao
Vista interior de la Basílica de Begoña. Bilbao
Decidimos continuar por la zona más antigua de la ciudad. Aquí, lo mejor, es perderse por las callejuelas empedradas para percibir el carácter más tradicional de Bilbao e ir descubriendo en un paseo tranquilo bellos monumentos, plazuelas, talleres de artesanía y todo tipo de comercios. Sin embargo, la zona conocida como la de “Las 7 calles”(las vías paralelas que comienzan en Somera) es una de las más populares. A lo largo de ellas y en sus inmediaciones podemos visitar el mercado de la Ribera (el mercado cubierto más grande de Europa donde nos llamarán la atención sus coloridas vidrieras), la Iglesia de San Antónla catedral de Santiago (la iglesia más antigua de la Villa de Bilbao) o el Edificio de la Bolsa. Justo aquí, encontraremos una curiosa señal en el suelo que nos indicará cómo colocarnos para divisar la Basílica de Begoña, pues se trata del único punto del Casco Viejo desde donde se puede ver.

Las “7 calles” de Bilbao
Vista aérea de Las “7 calles” de Bilbao
Calle Somera, Bilbao
Paseo por el Casco Viejo de Bilbao. Calle Somera
Mercado de la Ribera. Bilbao
Mercado de la Ribera, superficie comercial de 10.000 m2 y cuenta con tres plantas
La Iglesia de San Antón, Bilbao
La Iglesia de San Antón, denominación popular de San Antonio Abad en Bilbao
Catedral Basilica de Santiago-Bilbao
Fachada de la Catedral Basilica de Santiago. Bilbao
Edificio de la Bolsa de Valores. Bilbao
Fachada del Edificio de la Bolsa de Valores. Bilbao
Para terminar nuestro recorrido, podemos salir por la calle Bidebarrieta para llegar de nuevo hasta la preciosa plaza del Arenal y admirar el elegante Teatro Arriaga, el más emblemático de la ciudad.


Teatro Arriaga, Bilbao
Vista del teatro Arriaga, Bilbao

Nos vamos de pintxos


Es el momento de comer, y aunque ya nos habrán tentado los múltiples locales que hay por la zona, nos queda por conocer un lugar muy especial: la Plaza Nueva. Si es domingo, podremos disfrutar del mercadillo que se organiza bajo sus 64 arcos porticados: veremos a multitud de personas comprando libros antiguos, monedas, sellos, comics… ¿Por qué no llevarnos nosotros también un recuerdo?

Plaza Nueva. Bilbao
Plaza Nueva. Bilbao
Pintxos en Bilbao
Pintxos, tapeo, Plaza Nueva Bilbao

Y para comer, veremos que esta plaza nos ofrece multitud de bares y tabernas donde degustar los tradicionales pintxos (exquisitos bocados normalmente de productos típicos) acompañados del vino de la tierra, el Txacolí. ¿Lo mejor? Ir de local en local para probarlos todos y acabar la tarde tomando un café en una de las encantadoras terrazas de la plaza o en una pastelería de la zona.