miércoles, 12 de noviembre de 2014

La Plaza Circular empieza hoy su transformación




Las obras de remodelación de la Plaza Circular de Bilbao comienzan hoy y se prolongarán hasta el mes de abril, y solo se interrumpirán desde mediados de diciembre hasta mediados de enero para no interferir con la campaña de Navidad. Será una de las modificaciones importantes que va a sufrir la imagen de la villa para lo que se requerirá una inversión que asciende a 2,2 millones de euros.
Con los trabajos que empiezan hoy el Ayuntamiento de Bilbao se aborda la reordenación de la Plaza Circular con el objetivo de ganar espacio para el peatón y de mejorar la disposición de los elementos urbanos que allí se congregan. De hecho, las aceras tendrán 700 metros cuadrados más de paso.
La plaza seguirá conservando su morfología en forma de círculo, y también seguirá siendo punto de partida hacia algunos barrios y lugares más visitados de la ciudad. De hecho, las obras afectarán a 15 líneas de Bilbobus, al desaparecer la parada de bus situada frente a la Oficina de Turismo Bilbao-Bizkaia y reducirse la longitud de la parada ubicada en la acera opuesta, donde únicamente tendrá su cabecera una línea del servicio municipal de transportes. 
Sin embargo, todas las líneas afectadas continuarán deteniéndose en las inmediaciones de la Plaza Circular y mantendrán sus horarios actuales.
CAMBIOS Las aceras actuales tienen una anchura de siete metros y tras la obra la superficie peatonal de la plaza aumentará más de un 50%, pasando de los 1.200 metros cuadrados actuales a tener 1.900 metros cuadrados. 
La acera comprendida entre las calles Navarra y Hurtado de Amezaga se ampliará en cinco metros hasta alcanzar una anchura de doce metros. Se eliminará la parada de autobús existente, y en su lugar se ubicará la parada de taxis. La rejilla de ventilación del túnel del metro que estaba ubicada en la calzada quedará en esta acera y, por eso, se sustituirá por otra de entramado más cerrado que facilite el tránsito peatonal. 
Por su parte, la acera comprendida entre las calles Hurtado de Amezaga y Gran Vía se ampliará en una superficie de 150 m2, mientras que la acera comprendida entre las calles Gran Vía y Buenos Aires se ampliará en una superficie de 290 m2, siendo la anchura de la acera resultante de trece metros y se plantarán cuatro tilos.