lunes, 20 de octubre de 2014

Carreras Mugica expone la serie de aguafuertes ‘Euzkadi’, de Chillida



La galería Carreras Mugica expone por vez primera la colección completa de los siete aguafuertes de gran formato que componen la serie Euzkadi,  realizados por Eduardo Chillida entre 1975 y 1976 y editados por Maeht en París. En colaboración con el museo Chillida-Leku, la galería inaugura este viernes la exposión que permanecerá abierta al público hasta el 15 de noviembre.
La relación entre Chillida y Carreras Mugica se inició en 1996. La muestra de aguafuertes es la quinta exposición que realiza la galería de su trabajo. 
Desde finales de los años 50 del siglo XX, Chillida trabajó la técnica del aguafuerte en paralelo a su obra escultórica. Los años 70 fueron un periodo muy importante en el desarrolló su trabajo en el ámbito de la obra gráfica. Recibió diversos premios y reconocimientos internacionales como, entre otros, el de la X Bienal de grabado de Tokio (Japón), el de la Bienal de Ljubljana (Eslovenia) y el premio Rembrandt de la Fundación Johann Wolfgang von Goethe, de Basilea (Suiza).
En homenaje al País Vasco, el artista realizó esta serie de aguafuertes en gran formato cruzando su lenguaje pictórico tan característico con la imagen del contorno geográfico utilizando el juego de masas, espacios vacíos y líneas habituales en su trabajo. Este lenguaje pictórico ha acabado convirtiéndose en una de las señas identificativas de la cultura e identidad vasca.
Carreras Mugica, fundada hace dos décadas con el nombre Colón XVI, inició la temporada con la apertura de su nueva sede en la calle Heros, 2.  El antiguo espacio industrial fue reformado por el arquitecto Juan Herreros y reconvertido en tres espacios expositivos, denominados nave, estudio y hall, que cuentan con un total de mil metros cuadrados de superficie.
La exposición de Chillida inaugura el estudio, un espacio autónomo que se crea con el objetivo de dinamizar la escena artística local. La galería anuncia que  tendrá un carácter multidisciplinar, con exposiciones en formatos alternativos, proyecciones audiovisuales, presentaciones y mesas redondas.
El proyecto de creación de la nueva galería, según ha explicado el arquitecto, asumió la preservación y puesta en valor de la memoria histórica de un contenedor industrial surgido de un patio de manzana del Ensanche, sumándolo a la neutralidad necesaria para exponer arte y a la construcción de un enclave que busca convertirse en punto de encuentro de la cultura contemporánea.
La trayectoria de la galería se ha basado en la difusión en España de artistas internacionales, entre los que destaca Richard Serra, y la promoción de nuevos talentos vascos emergentes. El trabajo de la galería se presenta en diversas ferias internacionales como Arco y Art Cologne, ente otras.