jueves, 7 de agosto de 2014

El segundo julio con más visitas en la historia del Guggenheim



Un grupo de turistas, en la explanada del Museo Guggenheim Bilbao.

Las cifras siguen siendo positivas también en lo que se refiere al número de extranjeros registrados durante el mes pasado, que se sitúa ya en el 77% de las visitas, aunque matizan desde el museo, que en agosto se suele producir habitualmente un cambio en cuento a la procedencia, incrementándose el público del País Vasco y estatal. Estos datos coinciden con un aumento del número de turistas en Euskadi, con un incremento del 6% en el primer semestre del año, y dentro de estos, una subida del 7% en lo que se refiere a visitantes extranjeros.
El día de mayor afluencia fue el 29 de julio con 4.433 visitantes, pero hubo varios días con cifras cercanas a los 4.000, con lo que la imagen de las colas fue habitual. En el museo confían en que se mantenga la tendencia del incremento de visitantes durante este mes, ya que solo durante los tres primeros días pasaron por las galerías 13.444 personas. “De esta manera podríamos cerrar un verano muy bueno”, explican fuentes del museo. Entre las causas del incremento de visitantes, se apunta a la mala climatología, lo que provoca que acuda más público a los museos, y sobre todo, al éxito de la programación artística durante esta época estival.
EXPOSICIONES DE PRIMER NIVEL El Guggenheim ha elaborado este año una programación muy potente con el objetivo de continuar siendo puntero, como tractor no solo cultural sino también económico. Para ello, ha contado con una aportación extra de la Diputación Foral de Bizkaia de 2 millones de euros, que van destinados íntegramente a ofrecer “exposiciones de relevancia” . El museo cuenta así con 5,7 millones de euros aportados entre la institución foral y el Gobierno vasco, ambos socios de gobierno al 50%. Durante julio y agosto del año pasado, el Guggenheim perdió 25.000 visitantes, descenso que se achacó a la crisis económica y a la menor repercusión de las exposiciones temporales del pasado verano, con respecto a las de 2012. Por ello, la inyección económica de la Diputación de Bizkaia ha permitido contar al museo con exposiciones para esta época estival de primer nivel, como la dedicada a Yoko Ono. La exposición, en la que se pueden ver casi 200 objetos, películas, documentación de performances, instalaciones, dibujos, fotografías, obras de texto y de audio de la viuda de John Lennon, coincide con el ochenta cumpleaños de la artista, considerada pionera del arte conceptual y las performances.
Además, los responsables del Guggenheim buscaban otra exposición de relevancia y ficharon para este verano una gran retrospectiva sobre el creador francés Georges Braque, inaugurada en el otoño de 2013 en el Grand Palais de París con motivo del quincuagésimo aniversario de la muerte del artista, y que estará en Bilbao hasta el 21 de septiembre. La retrospectiva acoge más de 200 obras de este pintor, grabador y escultor, considerado el iniciador del cubismo junto con Picasso y Juan Gris.
El Guggenheim Bilbao atrajo en 2013 a 931.015 visitantes. Un dato que cumplía con las previsiones para el pasado ejercicio, dada la desfavorable coyuntura económica. En cuanto al origen, destacó el pasado año el porcentaje de 65% de extranjeros, ligeramente superior a 2012, procedentes, fundamentalmente, de Francia, Gran Bretaña, Alemania, Estados Unidos e Italia.