jueves, 20 de marzo de 2014

Teatro en movimiento para Bilbao

Gaitzerdi Teatro celebra su 25 aniversario con la instalación desde mañana hasta el 27 de marzo de un camión en El Arenal. Con esta iniciativa pretenden recuperar el espíritu de los viejos titiriteros y la "emoción teatral" que transmitían
  • Gaitzerdi ha habilitado un gran camión para acercarse a su público.
    Gaitzerdi ha habilitado un gran camión para acercarse a su público. (deia)
    GAITZERDI Teatro no para, no se rinde, no claudica ni se queja (demasiado), y propone, propone sin parar: formatos grandes y pequeños, teatro de calle, radio teatral, educación teatral, diferentes eventos... Y ahora teatro en movimiento. "Instalaremos un camión teatral en el muelle de El Arenal bilbaino desde mañana hasta el 27 de marzo", informa Rosa Abal, gestora de la compañía, que anuncia los detalles de la propuesta: "Es un vehículo con total autonomía, equipado técnicamente con luz, sonido y medios audiovisuales. Dispone de escenario y de una grada para acoger a cuarenta personas. Tiene doce metros de largo, casi tres de ancho y tres de altura". Es decir, se trata de un magnífico escenario móvil.
    Han pasado 25 años desde que Gaitzerdi decidiera subirse a los escenarios de Euskal Herria, y tras cinco lustros de actividad han optado por volver a la esencia que en su momento guardaban los titiriteros, artistas que iban de pueblo en pueblo mostrando sus habilidades u ofreciendo piezas cortas de teatro. "Esta iniciativa recoge la idea de los cómicos que se instalaban en los pueblos ofreciendo sus espectáculos y, tras un período de tiempo, recogían sus bártulos y se instalaban en otro pueblo", apunta Abal, que asegura que lo que persiguen con la iniciativa es "la comunicación directa con el público en un espacio original". Se trata, por tanto, de un laboratorio en el que actores y público podrán conversar sobre lo acontecido. "Pretendemos recuperar la emoción teatral, la emoción de vivir el teatro en un espacio y de una manera original y creativa; además, queremos potenciar la idea de que lo pequeño es hermoso frente al gigantismo artístico", añade. Para ello, presentan propuestas que duran entre cuarenta y sesenta minutos y cada función podrán seguirla cuarenta personas como máximo.
    RADIO TEATRAL La propuesta de Gaitzerdi plantea distintas opciones. Por la mañana se realizará una radio teatral, con entrevistas sobre temas relacionadas con el teatro, de la mano de artistas locales y público anónimo. También usarán la radio para anunciar la programación del proyecto (lecturas dramatizadas, lectura del Manifiesto del Día Internacional del Teatro), además de ser un punto de información y venta de entradas, a un precio de 5 euros. Por la tarde habrá una o dos funciones teatrales, dependiendo del día. Este proyecto de teatro en movimiento está respaldado por el Ayuntamiento de Bilbao y subvencionado por el departamento de Cultura de Gobierno vasco.
    La crisis aprieta pero no ahoga. O eso dice la gerente de Gaitzerdi Teatro, Rosa Abal. "Esta etapa la estamos viviendo con creatividad, con nuevos proyectos, con una reestructuración de la compañía que ha implicado dejar viejos hábitos y aventurarse en nuevos modelos, modelos acordes a los nuevos tiempos con lenguajes más transversales, más híbridos", manifiesta. "Ha habido un gran descenso en la contratación, por lo que la necesidad de crear nuevos modelos de gestión, de acercamiento a la sociedad y de buscar puntos de encuentro son imprescindibles. Hay que buscar una mayor conexión con el público. Creo que todo está cambiando y este hecho es aplicable a las artes escénicas. Gai-tzerdi está concienciada y busca formas distintas de relacionarse con el público. Este último proyecto, por ejemplo, es un pequeño laboratorio de públicos, porque creo que la sociedad no se ha dado cuenta de que es una parte muy importante de la sostenibilidad del hecho artístico", razona la gestora.
    En estos 25 años, Gaitzerdi ha potenciado "la estabilidad de sus equipos", y ha estado inmerso en "procesos largos de trabajo donde es igual de importante el resultado como el propio proceso". "Desde que surgimos en 1988 hemos ido evolucionando con y como la ciudad y nos hemos ido adaptando a los acontecimientos, buscando siempre nuevos lenguajes teatrales", aclara Abal.