viernes, 28 de octubre de 2016

Bilbao exhibe el belén de Salzillo, una de las joyas del Barroco español



El Museo de Bellas Artes de Bilbao exhibe desde hoy el belén de Francisco Salzillo (Murcia, 1707-1783), una de las joyas de la imaginería religiosa del Barroco español que sólo ha salido de Murcia en tres ocasiones anteriores.
El delicado y primoroso conjunto belenista se mostrará en Bilbao a lo largo de todo el periodo navideño y hasta el 6 de febrero, dentro del programa "La Obra Invitada", por el cual la pinacoteca bilbaína acoge piezas relevantes de otros museos y colecciones de arte.
La obra esta compuesta por un total de 556 figuras de personas y animales realizadas en arcilla policromada y seis arquitecturas, de las cuales sólo se ha traído a Bilbao una "escogida" selección de piezas (unas 260), que representan las distintas escenas del misterio del nacimiento de Cristo hasta la matanza de niños por Herodes y la huida de Jesús y sus padres a Egipto.
Dada la fragilidad y delicadeza de las piezas realizadas por el maestro escultor e imaginero murciano al final de su carrera artística, el Belén no suele exponerse fuera de su sede del Museo Francisco Salzillo de Murcia.
En concreto, según ha explicado la directora del Museo murciano, Teresa Marón Torres, sólo había viajado en tres ocasiones antes que Bilbao en sus casi 60 años de historia: al Vaticano y al Palacio Real de Madrid, en la década de los años 90, y al Museo de la Villa de Madrid, en 2013.
Tanto en estos lugares como en su sede de Murcia, las figuras y las arquitecturas del Belén de Salzillo se expusieron al público sueltas, sin formar la tradicional composición que da forma a los belenes.
Sin embargo, en Bilbao se muestran al público agrupadas, dando vida a las distintas escenas bíblicas que relatan los avatares del nacimiento de Jesucristo en Belén, lo que supone una novedad, según ha destacado Teresa Martín.
La directora del Museo Francisco Salzillo ha destacado también que la obra de Salzillo, murciano de nacimiento pero de padre italiano, es un belén "netamente español, muy diferente del napolitano, muy en boga en el siglo XVIII".
Una de las peculiaridades más relevantes de la composición ideada por Salzillo es que en su nacimiento, el niño es asistido por ángeles que le sostienen en sus manos, mientras los padres quedan en un segundo plano, algo inusual en el resto de belenes, ha precisado Martín Torres.
El presidente del patronato del museo murciano, Antonio Gómez Fayrén, por su parte, ha destacado que "no ha sido fácil tomar la decisión de traer el Belén a Bilbao" y que tan sólo la insistencia del director del Bellas Artes de Bilbao, Javier Viar, y su equipo, y las garantías de seguridad y conservación que han ofrecido, les ha convencido de aceptar la petición.
Ha resaltado también que el conjunto belenístico "se va a ver en Bilbao como no se ve en Murcia", por lo que ha animado a los murcianos a acercarse a la capital vizcaína para contemplarlo en la disposición que originalmente concibió su creador.
Antonio Gómez ha señalado también que espera que esta cesión temporal del Belén de Salzillo a cambio de un conjunto de 17 obras de iconografía navideña del Museo bilbaíno, sea el primer paso de una colaboración estable entre ambas instituciones museísticas.