sábado, 17 de septiembre de 2016

‘Estereoskopiko’ muestra el Bilbao del siglo XX en 3D






La transformación de la época, la vida del caserío, los mercados, el papel de las mujeres en la sociedad... son algunos de los temas que refleja Jesús de Echebarria (Bilbao, 1882-1962) en su muestra en 3D. El Museo Marítimo de Bilbao acoge la exposiciónEstereoskopiko compuesta de 16 imágenes estereoscópicas realizadas por el fotógrafo bilbaino y que muestra la actividad marítima y de la sociedad que le rodeaba a principios del siglo XX. La muestra está patrocinada íntegramente por Euskaltel y cuenta además con la colaboración de Medical Optica. La exposición además de las fotografías se completa con cámaras, placas de vidrio y otros utensilios utilizados en la técnica estereoscópica cedidos por la familia de Jesús de Echebarria.
Para Euskaltel, “esta exposición es un ejercicio de responsabilidad natural, de esfuerzo compartido con un proyecto de país desde una perspectiva cultural”, explica Nerea Lupardo, directora de Relaciones Institucionales de la compañía. “Además, en este caso, nos encontramos ante un pionero, un innovador entusiasta de la tecnología de sus tiempo. Nuestra exposición en el Museo Marítimo nos permite, socializar, divulgar y acercar a nuestros clientes a esta realidad cultural y tecnológica”, apunta.
Jesús de Echebarria nació en Bilbao La Vieja en el seno de una familia de la burguesía media bilbaina. La mayor parte de su actividad fotográfica se concentró en la década de 1910. Su trabajo en el Banco de Bilbao facilitó sus viajes a París y Berlín, donde capturó imágenes de sus calles y gentes. Dentro de sus grandes pasiones estaban la fotografía estereoscópica junto con los toros y el fútbol, y esto se refleja en le abundante material que dejó y en los motivos retratados. Dentro de la fotografía no solo se limitó a retratar a la vida social o las continuas transformaciones que se generaban a su alrededor, sino que además con este material participó en concursos, obteniendo diversos premios y menciones honoríficas.
La historia de la fotografía comienza en 1839 y hasta el advenimiento de la imagen digital, la fotografía no ha tenido grandes innovaciones, salvo la técnica estereoscópica y la cámara Kodack Pocket.