viernes, 12 de agosto de 2016

Huelga y colas en el Guggenheim



Museo abierto, pero en huelga. La afluencia de turistas y visitantes ha coincidido con el primer día movilizaciones de los 18 educadores y orientadores de sala del Museo Guggenheim de Bilbao, pertenecientes a la empresa subcontratada Manpower Group. Es el primero de los ocho días de huelga convocados en demanda de la estabilidad y mejora de sus condiciones laborales. En una rueda de prensa en el exterior del museo bilbaíno, paralela a una larga cola en el acceso al edificio, los educadores han explicado los motivos de su paro. La huelga llega tras el éxito de la que protagonizaron los trabajadores del Museo de Bellas Artes, que lograron mejorar sus condiciones sustancialmente tras cerrar el recinto.
El origen del conflicto está en que el actual contrato de servicio de Manpower con el Guggenheim Bilbao, iniciado en 2014, concluye el próximo 30 de septiembre y hay que convocar un nuevo concurso para licitarlo otra vez. Los educadores quieren garantías de que sus puestos de trabajo van a ser subrogados al nuevo adjudicatario, es decir, que van a tener continuidad. Además de la estabilidad, demandan una mejora de sus condiciones laborales, ya que consideran que realizan trabajos "con una alta cualificación profesional a precio de trabajador no cualificado".
Entre otras tareas, se encargan de las visitas comentadas para escolares y adultos, sesiones de formación de docentes, programas para familias, y orientación en sala. De momento, según han explicado hoy, la empresa les han dicho que no puede atender sus demandas de mejoras salariales y laborales si no se modifican las condiciones económicas en las que el Museo bilbaíno licita el servicio.

Compromiso verbal

Por su parte, -según los trabajadores- el museo les ha trasladado un compromiso verbal de dar respuesta a finales de agosto o principios de septiembre a su demanda de introducir la cláusula de subrogación en futuras licitaciones del servicio. No han recibido respuesta de las instituciones propietarias del museo. Escribieron al Gobierno Vasco, la Diputación de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao y el único que les ha contestado ha sido el alcalde, sugiriéndoles que se dirijan a la dirección del museo.
Por el momento no hay prevista ninguna nueva reunión negociadora, por lo que los educadores han instado hoy a todas las partes a buscar una solución con urgencia. Permanecen convocadas el resto de las jornadas de huelga, los días 11, 16, 18, 23, 26 y 30 de agosto y el 1 de septiembre. No obstante, han expresado también su disposición a desconvocar estas movilizaciones, "siempre y cuando exista una garantía real de subrogación y de reconocimiento de la categoría profesional exigida".