domingo, 28 de febrero de 2016

Miles de personas se suman en Euskadi a la marcha europea por los refugiados







Tras una pancarta en la que se leía en euskera "Refugiados bienvenidos" los asistentes han recorrido la Gran Vía bilbaina bajo una intensa lluvia y un viento desapacible. 
El objetivo de estos actos es denunciar que Europa "fortifica y militariza" sus fronteras para impedir que personas que huyen de conflictos y de la miseria puedan entrar en sus países miembros, según se indica en la declaración elaborada para esta protesta. 
Se critica también que dichos países, precisamente, son los que "fomentan" las guerras de las que huyen los refugiados y les condenan a jugarse la vida en rutas marítimas y terrestres cada vez vez más peligrosas dominadas por redes de tráfico y tratas de personas. 
El año pasado murieron más de 3.700 personas en el Mar Mediterráneo y enero de 2016 se han contabilizado más de 250, lo que supone ocho al día. 
Por ello, los manifestantes reclaman a los gobiernos  que abran "vías legales y seguras" para los refugiados y protejan sus derechos, tal y como les obligan los tratados internacionales de los derechos humanos. 
MARCHA EN DONOSTIA
En Donostia, la marcha ha partido desde el Kursaal tras una  pancarta en la que se podía leer 'Bienvenidos refugiados, traed a  vuestras familias' y ha contado con la presencia del diputado de  Cultura, Denis Itxaso, quien ha destacado que "los ciudadanos están  mostrando solidaridad mientras las instituciones no estamos a la  altura". 
"Tenemos que denunciarlo, alzar la voz y mantener la tensión de la  movilización porque no hay derecho a lo que está pasando con tantos  refugiados que intentan entrar en Europa pero solo encuentran  vallas", ha criticado. 
Por su parte, el portavoz de los organizadores de la marcha,  Juantxo Domínguez, ha reivindicado la necesidad de "que se actúe de  manera inmediata" ante la tragedia.