jueves, 4 de febrero de 2016

Las espectaculares imágenes del 'Modern Express' en el Puerto de Bilbao





Fin del rescate. El mercante 'Modern Express', que se encontraba a la deriva desde hace una semana en el Golfo de Bizkaia tras sufrir una fuerte escora, ya ha atracado en el puerto de Bilbao. La difícil maniobra ha culminado a las 18.35 horas, según ha informado Fomento, en la dársena de ampliación entre los muelles A2 y A3. En el atraque actual, añade la nota, «no se llevará a cabo la operación completa de adrizamiento (poner recto el barco), tan sólo las primeras tareas de inspección, cálculos y primeros trabajos para adrizar».
Las labores de aproximación hasta su destino «han resultado complicadas» y se han desarrollado durante toda la jornada. Por la mañana, ocho técnicos de la empresa Smit Salvage han sido trasladados hasta el 'Modern Express' por el helicóptero de Salvamento Marítimo Helimer 204. Los técnicos han habilitado una línea de remolque adicional a la que mantenía firme el Centaurus por popa para realizar la maniobra de entrada en condiciones seguras. A las 17.00 horas el carguero entraba en el puerto de Bilbao.
La expectación en la zona era máxima. Hasta las inmediaciones se han acercado decenas de curiosos cámara en mano -algunos incluso con prismáticos- para inmortalizar la complicada maniobra. A pesar de la lluvia y del viento que azotaba a esas horas La Galea, los espectadores, parapetados en paraguas y cubiertos por capuchas, coincidían en que «es un espectáculo que no se ve todos los días». «Nosotros estábamos dando tranquilamente un paseo y nos hemos encontrado con toda esta gente», relataba un vecino sorprendido, «aunque es normal, hay gran interés por saber si podrá entrar o no», razonaba.
«Parece que la entrada al puerto esta siendo bastante fácil, imagino que lo complicado será mover la carga que lleva dentro», apuntaba un joven tras sus prismáticos. Una preocupación que compartía, unos metros más allá, una cuadrilla de recién llegados que discutía alegremente sobre si «conseguirán enderezarlo». Para muchos de ellos, esta era la segunda o tercera visita en su seguimiento particular del carguero. «Vivimos aquí cerca y hemos venido esta mañana sobre las doce, pero hasta ahora no han conseguido arrastrarlo hasta el puerto». 
3.600 toneladas de madera
El barco, de 164 metros de eslora y que transporta unas 3.600 toneladas de madera y una decena de máquinas de obra pública, sufrió una fuerte escora por causas todavía pendientes de determinar y quedó a la deriva en el Golfo de Bizkaia el pasado martes, 26 de enero, después de que fuera evacuada la tripulación. El remolcador Centaurus consiguió hacer firme el remolque el pasado día 1 de febrero, iniciándose el traslado a Bilbao. Ya en el lugar de refugio, la empresa Smit Salvage, contratada por el armador, tratará de estabilizar su situación en condiciones seguras.
En la operación, en la que se han coordinado técnicos de la Capitanía Marítima de Bilbao, Autoridad Portuaria, Dirección General de Marina Mercante, Salvamento Marítimo y la empresa Smit Salvage –contratada por el armador- han participado siete remolcadores: Centaurus, Alice One, Ibaizábal 11, Ría de Vigo, Sertosa 30, Gatika y María de Maeztu de Salvamento Marítimo.