miércoles, 13 de enero de 2016

Fotografías Sebastião de Salgado exhiben en Bilbao los lugares más recónditos del mundo



Imágenes de dunas del Sahara argelino, de la meseta del Colorado, enormes ríos de la Amazonía, centenares de remos atravesando las tierras heladas del Ártico, junto a ballenas, icebergs y ritos religiosos de tribus africanas jalonan el tramo de la calle Ercilla, entre Licenciado Poza y Rodríguez Arias, en una exposición a cielo abierto que ha inaugurado este mediodía el teniente de alcalde de Bilbao, Ricardo Barkala.
La muestra forma parte de la colección "Génesis" que realizó el artista tras 32 expediciones a las zonas más apartadas y vírgenes del mundo durante ocho años, que le permitió tomar miles de imágenes para reflexionar sobre el impacto del hombre en el planeta y poner énfasis en la necesidad de proteger el medio natural.
Las enormes fotografías en blanco y negro, que los bilbainos podrán contemplar hasta el 13 de febrero, han llegado de la mano de la Obra Social "la Caixa", en colaboración con el Ayuntamiento de Bilbao.
Según ha contado el comisario de la exposición, Miguel González, tras dos grandes colecciones anteriores dedicadas a transformaciones de la humanidad -"Trabajadores" y "Éxodos"-, Sebastião Salgado regresó en 2004 "deprimido y enfermo moralmente" a su ciudad natal en Brasil, donde se dedicó a tratar de repoblar la zona forestal cercana a su casa y que había quedado seca y devastada.
Ese trabajo para recuperar la diversidad de especies vegetales de su entorno más cercano, le animó a iniciar "Génesis", su colección dedicada a "reflejar la belleza y la fragilidad de la naturaleza".
Así, con 60 años organizó expediciones "arriesgadas y peligrosas", en una de las cuales enfermó de malaria, a cinco zonas del planeta en las que aún no se aprecia la huella humana, descartando por tanto a Europa ya que, según comprobó el artista, este continente no tiene espacios naturales preservados.
"Los confines del Sur", "Las tierras del Norte", "Los grandes pantanales y la Amazonía", "África" y "Santuarios" presentan los paisajes, animales y personas que han sido capaces de escapar de la influencia del mundo moderno en regiones polares, bosques y sabanas tropicales, desiertos abrasadores, montañas dominadas por glaciares e islas solitarias.
El comisario de la muestra ha explicado que el artista, a sus 72 años, no prevé realizar grandes proyectos como "Génesis" y que está en activo realizando un trabajo sobre la industria del café en su país.
El teniente de alcalde de Bilbao se ha felicitado por poder disfrutar en esta ciudad de las obras de uno de los fotógrafos más prestigiosos y reconocidos del momento, que cuenta con "una habilidad sobrenatural para captar con su objetivo la sensibilidad de lugares, momentos y personas", ha valorado.