jueves, 17 de septiembre de 2015

‘Carmen’, el mural que cubrió el Bellas Artes durante su reforma, se expone en la bodega Eguren


  •  
La obra, compuesta por 24 murales con más de 50 metros de largo y 4 metros de alto, se exhibe en la sala de barricas de la bodega vasca
La obra, compuesta por 24 murales con más de 50 metros de largo y 4 metros de alto, se exhibe en la sala de barricas de la bodega vasca

B
AJO una fachada de folclorismo y tópicos, aparece una de las obras dramáticas fundamentales del siglo XIX, Carmen, de Georges Bizet. Una historia cruda, realista y atemporal, de amor, celos y venganza, que tiene bien ganado su lugar en la historia de la música... Y en la del arte. Porque Carmen, quizás una de las óperas más populares de todos los tiempos, ha seducido también a numerosos pintores y escultores.
Uno de los creadores que mejor ha plasmado la energía y la pasión de este personaje, convertido en el mito de la mujer liberada y emancipada por excelencia, ha sido el pintor bilbaino Iñaki García Ergüin. En 1990, el director del Arriaga, Luis Iturri, con motivo del 75 aniversario del teatro, le propuso pintar los escenarios de la ópera. “Iturri compró uno de mis cuadros con un cielo amarillo y me dijo: Tienes que hacer la escenografía de mi próxima ópera, esto lo vas a convertir en Carmen”. Como resultado de la propuesta, surgió de la paleta de García Ergüin una explosión de colores, luces y figuras, y una fascinación por este personaje femenino que le ha perseguido durante toda su vida.
Carmen se ha convertido en una de las temáticas más importantes en su trayectoria profesional, una serie que todavía a sus 80 años sigue estrujando hasta límites insospechados. “Me fascina tanto que sigo pintando sobre este mito, sin que se me acaben los motivos”, confiesa el artista.
Precisamente, una de las obras más representativas de esta serie es un mural de más de 50 metros de largo y 4 metros de alto, que se expone desde hace unos días en la bodega Eguren Ugarte, de la familia Eguren, en Laguardia. “Ha sido el broche de oro perfecto a todos los homenajes que me han dedicado con motivo de mis ochenta años”, confiesa uno de los grandes del panorama artístico vasco. “Además, es como si Carmen volviera a sus orígenes porque en el primer acto de la ópera, canta y baila en la taberna”, asegura.
BELLAS ARTES Fue el por aquel entonces director del Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugaza, actual director del Prado, quien le pidió la creación de este gran mural para acompañar el cubrimiento de una de las fachadas del museo bilbaino, mientras durasen las obras de rehabilitación y reforma. La obra gustó tanto al público que los responsables de la pinacoteca estuvieron buscando un sitio en la ciudad para instalarla, pero debido a sus grandes dimensiones ha permanecido sin exponerse durante años.
“Estoy encantado de cómo ha quedado en la bodega Eguren, incluso algunos amigos me han dicho que ahora la han redescubierto porque la han podido apreciar más de cerca”, explica el artista.
¿Y cómo ve García Ergüin a Carmen? El artista ha reconocido en numerosas ocasiones que cuando Iturri le encargó la escenografía de la ópera, se basó en la imagen tradicional que ha dado la vuelta al mundo. Pero llegó a sus manos un libreto original que le dio una nueva versión del drama de Carmen. García Ergüin sostiene que exise una teoría de que el argumento, concebido y escrito por Prosper Mérimée, se pudo basar en una historia ocurrida en Navarra y posteriormente trasladada a Andalucía debido al Romanticismo de aquella época. Ella (Carmen), de Etxalar, y él (Don José) de Elizondo, fueron dos personas que se amaban en euskera. Pero cuando se estrenó la ópera parecía que era mucho más romántico que la historia se desarrollase entre contrabandistas y en Andalucía que en el País vasco.
García Ergüin empezó como casi todos los artistas de su generación, como autodidacta. Un día hizo sus maletas y se fue con sus óleos, pinturas y lienzos a Alemania, donde gracias a una beca aprendió el oficio de pintor. Fundador del Grupo Emen junto a Ucelay, Ibarrola y Olaortua, ha expuesto en las instituciones más prestigiosas del mundo y sus pinturas y grabados se encuentran en colecciones tan importantes como la del Reina Sofía, el Bellas Artes de Bilbao y la International House de Nueva Orleans, entre otras
.