domingo, 1 de marzo de 2015

Librerías por Bilbao que siempre recordarás





Las librerías son mucho más que simples dispensadores de libros. Sin su atmósfera, no tendrían razón de ser en la era digital. En Joker y en Anti, dos singulares librerías de Bilbao, lo saben bien. Así que han hecho todo lo que está en su mano para que entrar en cada una de ellas sea una experiencia única.
Al frente de ambas están jóvenes profesionales que atesoran ya un largo recorrido. Anti, situada en la parte baja de la calle Dos de Mayo, al lado del Café Nervión, cumple en marzo su primera década ofreciendo sus propuestas en cultura contemporánea, desde el diseño a las artes escénicas pasando por la arquitectura y el feminismo.
En Joker, con más de veinte años a sus espaldas, celebran su nuevo emplazamiento en la calle Euskalduna. Una librería amplia, cómoda, con una estética impecable, especializada en toda clase de cómics.
Javi Nevado está al frente de Anti. "La abrimos dos personas que habíamos acabado Bellas Artes y la librería tiene que ver con ese mundo. Apostamos por la divulgación y la difusión de lo contemporáneo desde un punto de vista crítico, porque los libros también tienen que ayudar a transformar a la gente".
En Anti hay libros de arte pero también de moda, de diseño ecológico, de grafiti, de arquitectura, como el que recoge la entrevista que le hizo Hans Ulrich Obrist, uno de los comisarios más infuyentes del panorama artístico, al no menos influyente arquitecto Rem Koolhaas.
En la pequeña sección de literatura, destacan los volúmenes de Pasolini, Allen Ginsberg y Hunter S. Thompson, este ya más escorado al periodismo; en la de pensamiento, Hannah Arendt, Piketty y Sennet; en la de música, una biografía sobre Lou Reed y un libro sobre The Smiths; en la de cine, 'nouvelle vague', Scorsese y Woody Allen. Ahora han iniciado una campaña de 'crowdfunding' para publicar el segundo libro de su sello, una obra del histórico del diseño italiano Bruno Munari.
La relación de los socios de Anti con Bilbao La Vieja viene de su época de estudiantes, cuando ya vivían en estas calles. "Tiene más mérito resistir aquí. El Ayuntamiento dio facilidades al principio pero luego se fue diluyendo ese apoyo. Por citar sólo un detalle, la iluminación es muy insuficiente y eso no alienta a la que la gente venga a este barrio", relata Javi Nevado.
También Joker surgió de dos socios. Uno de ellos, Fernando Tarancón, había terminado Periodismo en junio y en octubre ya tenían abierta la librería en su primera ubicación, "un callejón en Santutxu con poco tránsito". Nada que ver con lo de ahora. "Aquí me jubilo. Sé que el cómic va a bajar de ventas, pero con este espacio estamos seguros a medio o largo plazo. Tenemos a personas que llevan trabajando con nosotros muchos años y asegurarles ese trabajo en la medida de lo posible nos ha empujado a dar el salto",
Abrieron el nuevo local de Euskalduna hace tres meses y pasaron con nota el examen de las Navidades, quizá porque es imposible no encontrar en Joker lo que uno busca. Hay tebeos de Paco Roca, de Spiderman y Batman, de los nuevos héroes de la Marvel, parodias de los mismos, manga, números atrasados de revistas, cómics de los sesenta y sesenta, publicaciones de humor como el 'TMEO'... Al fondo, juguetes, camisetas, muñecos y juguetes, un espacio que también se utiliza para las presentaciones y otras actividades, aspecto que también tienen muy en cuenta en Anti.
El público de esta última librería está en relación con temas sobre los que concentran sus libros. Su proporción de novedades es limitada y dejan que las obras vayan viviendo en el local porque ellos creen en su valor y porque observan que aún tienen clientela, con independencia de su fecha en la que estén publicadas.
En las dos librerías conocen a sus clientes. "Cuando hicimos la fiesta de los primeros veinte años, vinieron muchas personas. Miré bien, y me di cuenta de que conocía a todos. Les aconsejamos, sabemos que 'El Jabato' ya no es para un niño de 12 años. A veces les decimos que no se lleven lo que han cogido, porque no les va a gustar. Es mejor perder esa venta y ganarse su confianza", relata Tarancón, socio de la editorial Astiberri y pareja de la premiada dibujante Raquel Alzate.
Joker y Anti forman dos mundos propios, abiertos. En ellos se encuentra lo que no hay en otras librerías