domingo, 26 de octubre de 2014

Frank Gehry “enamorado” de Bilbao





El arquitecto Frank Gehry, que se ha confesado "enamorado" del pueblo vasco y de Bilbao, ha puesto hoy la primera piedra del puente que llevará su nombre en Zorrotzaurre, donde se desarrollará la última gran obra de la regeneración urbana que él mismo inició con el icónico Museo Guggenheim. "Me enamoré del pueblo vasco, del pacharán, el chacolí, la merluza, el pil-pil", ha dicho Gehry en una breve intervención tras colocar la primera piedra del puente que unirá el barrio bilbaíno de Deusto con la futura isla de Zorrotzaurre. "Os quiero, quiero a Bilbao y volveré", ha concluido el arquitecto. Un día después de recibir en Oviedo el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, Gehry ha sido recibido en el canal de Deusto con un Aurresku de honor, interpretado por un txistulari, que ha presenciado escuchando las explicaciones del alcalde de Bilbao, Ibon Areso, sobre esta danza vasca, y con sorpresa cuando el dantzari le ha lanzado la tradicional boina roja. Además del alcalde, han recibido a Gehry en el Canal de Deusto los consejeros de Medio Ambiente y Política Territorial y de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Ana Oregi y Juan María Aburto, respectivamente, y el diputado foral vizcaíno de Presidencia, Unai Rementería.