sábado, 30 de agosto de 2014

Bilbao y Barakaldo, más allá de la línea de triples


FOTOGALERÍA
La 'Fan Zone' de Barakaldo. / Jordi Alemany
La Copa del Mundo de baloncesto arranca hoy en el BEC, pero la fiesta de la canasta ha tomado las calles de la localidad fabril y de Bilbao desde ayer. Antes de que el balón empiece a botar lo han hecho ya miles de aficionados. Las 'fanzones' en el Arenal y Ansio se erigen como el epicentro, mientras hosteleros y comerciantes se han puesto las pilas para que la masiva llegada de aficionados se refleje también en las cajas de los establecimientos. Una oleada de seguidores turcos, estadounidenses, neozelandeses, ucranianos, dominicanos y, sobre todo, finlandeses ocupan las calles antes de llenar las gradas. Del país nórdico se calcula que han llegado entre 7.500 y 8.000 personas, según las estimaciones que maneja el secretario de la Embajada, Juahana Tuunanen. "Para Finlandia es un récord en cuanto al número de gente que ha viajado al extranjero para ver un evento deportivo", advierte.
Y para que nada falte, los organizadores han previsto desde actuaciones musicales, como las del DJ Jazzy Jeff y el grupo Klaxons, hasta actos gastronómicos, como una sardinada. En la Fan Zone del BEC se organizará un concierto musical cada día; Juan Magan, Los del Río, Kepa Junkera o Kalakan serán algunos de los nombres del cartel musical. Barakaldo también llevará la fiesta del baloncesto al centro de la localidad, con diversas actividades en la Herriko Plaza, donde se celebrará una sardinada el domingo, día 31, y degustaciones de chorizo y morcilla el lunes. Y como los finlandeses van a ser multitud, se ha organizado incluso un "Día de Finlandia", en el que se podrá disfrutar de una muestra de folclore y de una demostración de tres generaciones de aizkolaris de la familia Larrea, de Barakaldo.
Fan Zone del Arenal

Los comerciantes de Bilbao no abrirán mañana, que ya se sabe que la 'guerra de los domingos' puede dejar demasiadas víctimas, pero han preparado para el lunes un "Basket Street Music" con nueve escenarios en otros tantos puntos en los que actuarán grupos de diversos estilos. Música y gastronomía para que los seguidores de la canasta se dejen el dinero en otros servicios. La Diputación de Bizkaia ha hecho ya los cálculos y estima que la Copa del Mundo tendrá una repercusión económica en torno a los 30 millones de euros. Y nadie quiere dejar de pillar un pellizco.El Ayuntamiento de Bilbao pidió a los hosteleros que cambiasen de mentalidad una vez finalizada la Aste Nagusia, lo que traducido a lenguaje de barra significa que dejen los vasos de plástico y sirvan los gin tonic en copas de cristal. De momento, cartas en diferentes idiomas, posters y banderas sirven de reclamo para unos turistas a los que se quiere exprimir en una ocasión única para Bizkaia. Eso y los "pintxos especiales", que los bares del Casco Viejo elaborarán exclusivamente con productos vascos.
De momento, la primera toma de contacto de los turistas abre más incógnitas que conclusiones. Los finlandeses que llegaron ayer han demostrado que conocen al dedillo las características de los rivales y los horarios de cada partido, pero en lo que a Bilbao se refiere andaban bastante más perdidos. Pocos eran capaces de nombrar algo más que el Guggenheim. "Sería genial visitar el museo y me apetece mucho ir a alguna playa. Si el tiempo lo permite, claro", bromeaba Liisa Punakka que, después de comprobar las previsiones meteorológicas, intuía que no echaría de menos el frío de su país. Mientras confesaba que llegaba con la esperanza de que algún guía hiciese las veces de brújula y les enseñara lugares interesantes, algunos de sus compatriotas ojeaban con curiosidad un plano de la ciudad por primera vez.