martes, 26 de agosto de 2014

Bilbao se felicita por la Semana Grande más tranquila en años






Da la impresión de que esta edición de la Aste Nagusia ha sido
éxito en todos los aspectos. Ayer, los partidos de la oposición, los comerciantes y las comparsas fueron unánimes al señalar que han sido las mejores fiestas en muchos años. Destacan la ausencia de la habitual bronca política y que no se haya registrado ninguna agresión sexual. Como aspectos negativos, la muerte de un joven de 30 años que cayó a la ría el sábado por la noche y las pintadas proetarras que aparecieron en el recinto de txosnas.
La concejal del PP en el Ayuntamiento, Cristina Ruiz, destaca la "tranquilidad" de las fiestas. "En líneas generales no había mucho lío comparado con otras ediciones, en las que el entorno del terrorismo tenía la costumbre de hacer propaganda. El que el clima político sea menos tenso contribuye a mejorar la imagen de la ciudad". Ruiz defiende que hay que abrirse a otra gente y a otros barrios de Bilbao: "Que no sean únicamente las comparsas y el Ayuntamiento los que marcan la pauta de todo".
Acerca de las pintadas en las que se exaltaba a ETA, la portavoz llama a estar vigilantes. "No hay que subestimarlas, son rescoldos de otro tiempo que no pueden empañar el buen ambiente. Lo que hay que hacer es denunciar este tipo de comportamientos", consideró. Ruiz también se refirió a la persona que falleció por ahogamiento. "Una muerte siempre es algo muy dramático, hay que concienciar y actuar para evitar este tipo de desgracias", reclama.
El portavoz del PSE en el consistorio, Alfonso Gil, señala por su parte que "esta Aste Nagusia ha marcado un antes y un después. Se ha demostrado que cuando las fiestas son fiestas y la política se aparta, son un éxito". Aun así, Gil llama a la calma y pide no precipitarse. "Tenemos que esperar a que nos den los balances y ver cuál ha sido el resultado de participación y el grado de visitas que hemos tenido. Este año ha caído en una semana central, con lo que mucha gente estaba de vacaciones. Pero mi impresión es que también ha sido un éxito de público", explica.
El concejal señala que es posible hacer crecer la fiesta. "La Semana Grande tiene potencial. Hay que analizar en qué hemos acertado este año. Tenemos que lograr que sean las fiestas más importantes del norte de España". Gil también felicita al alcalde por su papel en esta edición. "Ibon Areso ha estado omnipresente, ha estado en todos los lugares en los que se le ha reclamado. Cuando veamos al alcalde no hay que pensar en un partido político, sino en la institución. Areso ha estado grande», destaca.
También han sido unos días muy fructíferos para los hostelerosy propietarios de comercios, que se encuentran "muy satisfechos" con el primer balance. El gerente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo, Jon Aldeiturriaga, reveló que el crecimiento de la actividad hostelera fue "sensible" y que el comercio funcionó muy bien, pese a que la semana de fiestas suele ser «la más baja» para estos negocios. "Hasta los fuegos artificiales, la hostelería funciona como un tiro. Después empieza a bajar, salvo en la Plaza Nueva por los conciertos que se celebran allí. La noche es de las txosnas", explicó Aldeiturriaga.
La asociación recordó que los años 2012 y 2013 fueron los peores de la crisis desde el punto de vista comercial. Aldeiturriaga destacó que algunos comercios del Casco Viejo han tenido aumentos de ventas "del 15 al 30%" en estos días de fiestas y señaló que hay que tener en cuenta que es época de rebajas, lo que aumenta la afluencia de clientes.