viernes, 18 de julio de 2014

El bar Diversity de Bilbao abre sus puertas a la integración social



Lantegi Batuak, la empresa de economía social dedicada a la generación de oportunidades, ha sido la encargada de desarrollar este gran proyecto en pleno centro de Bilbao. Con la creación de esta iniciativa se ha dado un paso más en su estrategia de diversificación en el sector de servicios, más concretamente en el de hostelería. El objetivo de la creación de estos locales es que los prejuicios que hay en la sociedad se alejen, mostrando que estas personas son capaces de realizar su trabajo con total normalidad y teniendo las mismas exigencias que en cualquier otro local. Txema Franco, director de Lantegi Batuak, dijo que este es el primer proyecto en el ámbito de la hostelería, pero que su organización realiza muchas más actividades y actualmente querían “diversificar hacia otros sectores como el de servicios porque laboralmente se están generando nuevas oportunidades en este campo”.
Los trabajadores y trabajadoras de Diversity -cuatro mujeres y cuatro hombres- han recibido 300 horas de formación específica en hostelería, incluyendo la parte práctica, como la atención y el servicio en barra o la manipulación de alimentos por parte de la Fundación Peñascal de Bolueta. El aprendizaje de estas ocho personas ha sido un proyecto conjunto por parte de la Fundación Peñascal, Lanbide y Lantegi Batuak, esta última pretende abrir nuevas vías para la inclusión laboral de las personas discapacitadas.
Según Txema Franco, una de las razones por la que se pensó en este proyecto fue porque “las personas con discapacidad apenas tenían presencia en este sector, de manera que empezamos a pensar qué podíamos hacer para formar y cualificar a personas en estos ámbitos, para que esta experiencia pudiese servir de plataforma para su colocación en otras empresas o para conseguir un puesto de trabajo en un sector que está generando oportunidad”.
GENERANDO EMPLEO
Lantegi Batuak lleva 30 años luchando por la integración de las personas con discapacidad y actualmente emplean a más de 2.400 personas, Nagore Mimbrero es una de ellas. “Hay muy buen ambiente y estoy muy ilusionada con el trabajo”, decía la encargada del recién estrenado local.
Esta organización también creó el proyecto del primer albergue del País Vasco gestionado por personas con discapacidad, el BBK Bilbao Good Hostel -Bolueta-. Este albergue da empleo a doce personas y siguiendo un criterio de accesibilidad universal. En sus dos años de vida, este hostal de turismo ha atraído a más de 20.000 turistas de todo el mundo. “Estos proyectos contribuyen al cambio social que se está produciendo en Bizkaia, es un camino hacia la transformación”, admite Txema Franco, convencido de que la inserción social es posible y más en un lugar como Bizkaia.